Archivo de la etiqueta: Milorad Pavic

El diccionario jázaro – Milorad Pavic (fragmento)

Una primavera la princesa Ateh dijo: “Me he acostumbrado a mis pensamientos como a mis vestidos. Siempre tienen la misma talla y los veo por todas partes, hasta en los cruces de los caminos. Y lo peor es que por su causa ya no se ven los cruces de los caminos.”

Para divertirle, los sirvientes le llevaron a la princesa dos espejos. No se diferenciaban mucho de los demás espejos jázaros. Ambos habían sido hechos de sal pulida, pero uno era rápido y el otro lento. Todo lo que el primero, reflejando el mundo, tomaba como adelanto del futuro, el segundo, el lento, lo restituía, reequilibrando así las cuentas del primero, porque en relación con el presente estaba atrazado exactamente en la misma medida en que el primero estaba adelantado. Cuando llevaron los espejos a la princesa Ateh, ella estaba todavía en la cama y no se habían lavado aún las letras de sus párpados. En el espejo vió los propios párpados cerrados y murio en el acto. Desapareció entre dos parpadeos o, para ser más exactos, leyo por primera vez las fatales letras escritas en sus párpados, puesto que había parpadeado en el instante previo  y en el instante posterior y los espejos le transmitieron el reflejo. Murió, asesinada simultaneamente por las letras del pasado y del futuro.

De Paisaje pintado con té – Milorad Pavic (lectura)

Queridos y letales lectores, Milorad Pavic es, sin dudas, uno de mis cinco escritores preferidos. De él les acerco esta noche este fragmento de uno de los libros más bellos que tiene un mundo sólo en el título: Paisaje pintado con té. En este libro la protagonista se enamora nada menos que del lector. Cómo lo hace? Es Pavic. Quién de mis amigos leyó completo el Diccionario Jázaro??